Noticias / Fethullah GA?len: La TurquAi??a que ya no conozco

  • editor
  • 0 Views
  • 0 Comment
  • Gulen Democracia TurquAi??a Hizmet . Libertad de expresiA?n . Movimiento GA?len . Movimiento Hizmet . Prensa libre .
ArtAi??culo en inglAi??s:Ai??ai???The Turkey I no longer knowai???
ArtAi??culo en turco:Ai??ai???ArtAi??k TanAi??yamadAi??AYAi??m A?lke TA?rkiyeai???

 

Fethullah GA?len: La TurquAi??a que ya no conozco

Fethullah GA?len es un erudito musulmA?n, predicador y defensor social.Ai??

cheap torsemide SAYLORSBURG, Pensilvania.Ai??

Mientras los presidentes de los Estados Unidos y TurquAi??a se reA?nen en la Casa Blanca el martes, el lAi??der del paAi??s al que he llamado hogar durante casi dos dAi??cadas se encuentra cara a cara con el lAi??der de mi patria. Los dos paAi??ses tienen mucho en juego, entre ellos la lucha contra el Estado IslA?mico, el futuro de Siria y la crisis de refugiados.

Pero la TurquAi??a que una vez conocAi?? como un paAi??s que inspiraba esperanza en su camino hacia la consolidaciA?n de su democracia y una forma moderada de secularismo se ha convertido en el dominio de un presidente que estA? haciendo todo lo que estA? en su mano para acumular poder y subyugar a la disidencia.

Occidente debe ayudar a TurquAi??a a volver a un camino democrA?tico. La reuniA?n del martes y la cumbre de la OTAN de la prA?xima semana deberAi??an constituir una oportunidad para avanzar en este esfuerzo.

Desde el 15 de julio, despuAi??s de un deplorable intento de golpe de Estado, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha perseguido sistemA?ticamente a personas inocentes: arrestando, deteniendo, despidiendo y arruinando la vida deAi??mA?s de 300.000 ciudadanos turcos; kurdos, alevAi??es, secularistas, izquierdistas, periodistas, acadAi??micos o participantes de Hizmet, el movimiento humanitario pacAi??fico con el que estoy asociado.

Desde el mismo momento en que comenzA? a desarrollarse el intento de golpe, lo denunciAi?? enAi??rgicamente y neguAi?? cualquier participaciA?n en el mismo. AdemA?s, afirmAi?? que cualquier persona que hubiera participado en el golpe habAi??a traicionado mis ideales. Sin embargo, y sin pruebas, Erdogan inmediatamente me acusA? de orquestrarlo a 8.000 kilA?metros de distancia.

Al dAi??a siguiente, el gobierno generA? listas de miles de personas a las que vinculA? a Hizmet ai??i?? por abrir una cuenta bancaria, enseAi??ar en una escuela o informar para un periA?dico ai??i?? y considerA? dicha afiliaciA?n un crimen, comenzando asAi?? a destruir sus vidas. Las listas incluAi??an personas que habAi??an fallecido hacAi??a meses y personas que habAi??an estado trabajando en la sede europea de la OTAN en aquel momento. Las organizaciones internacionales de vigilancia han informado sobre numerosos secuestros, ademA?s de torturas y muertes estando bajo arresto. El gobierno persiguiA? a personas inocentes fuera de TurquAi??a, presionando a Malasia, por ejemplo, para queAi??deportara a tres simpatizantes de HizmetAi??la semana pasada, incluido unAi??director de escuelaAi??que habAi??a vivido allAi?? durante mA?s de una dAi??cada, con el fin de que, con toda seguridad, fueran encarcelados y, probablemente, torturados.

En abril, el presidente ganA? con una estrecha victoria el referAi??ndum, entre acusaciones de grave fraude, para crear una ai???presidencia ejecutivaai??? sin separaciA?n de poderes, al permitirle controlar las tres ramas del gobierno. Sin lugar a dudas, gran parte de este poder ya estaba en sus manos gracias a las purgas y la corrupciA?n. Temo por el pueblo turco a medida que entran en esta nueva etapa autoritaria.

Sin embargo, no empezA? todo de esta manera. El gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) accediA? al poder en 2002 prometiendo reformas democrA?ticas en pos de la adhesiA?n a la UniA?n Europea. Pero a medida que pasaba el tiempo, Erdogan se hizo cada vez mA?s intolerante a la disidencia. FacilitA? la transferencia de muchos medios de comunicaciA?n a sus compinches a travAi??s de agencias reguladoras gubernamentales. En junio de 2013,Ai??aplastA?Ai??a los manifestantes del Parque Gezi. En diciembre de ese aAi??o, cuando sus miembros del gabinete fueron implicados en unaAi??investigaciA?n de corrupciA?n a gran escala, Ai??l respondiA? subyugando al poder judicial y los medios. El estado de emergencia ai???temporalai??? declarado despuAi??s del pasado 15 de julio sigue vigente. SegA?nAi??AmnistAi??a Internacional, un tercio de todos los periodistas encarcelados a nivel mundial se encuentran en prisiones turcas.

La persecuciA?n de Erdogan a su pueblo no es simplemente una cuestiA?n interna. La persecuciA?n a la sociedad civil, los periodistas, los acadAi??micos y kurdos en TurquAi??a estA? amenazando la estabilidad del paAi??s a largo plazo. La poblaciA?n turca ya estA? fuertemente polarizada bajo el rAi??gimen de AKP. Una TurquAi??a bajo un rAi??gimen dictatorial, proporcionando refugio a los radicales violentos y empujando a sus ciudadanos kurdos a la desesperaciA?n, serAi??a una pesadilla para la seguridad de Oriente Medio.

El pueblo turco necesita el apoyo de sus aliados europeos y de los Estados Unidos para restaurar su democracia. TurquAi??a iniciA? unas verdaderas elecciones multipartidistas en 1950 para poder unirse posteriormente a la OTAN. Como requisito de membresAi??a, la OTAN puede y debe exigir que TurquAi??a respete su compromiso con las normas democrA?ticas de la alianza.

Dos medidas son fundamentales para revertir la regresiA?n democrA?tica en TurquAi??a.

En primer lugar, se debe redactar una nueva constituciA?n civil mediante un proceso democrA?tico que incluya la participaciA?n de todos los segmentos de la sociedad y que estAi?? a la par con las normas jurAi??dicas y humanitarias internacionales y que extraiga lecciones del Ai??xito de las democracias consolidadas de Occidente.

En segundo lugar, debe desarrollarse un currAi??culo escolar que haga hincapiAi?? en los valores democrA?ticos y pluralistas, y que fomente el pensamiento crAi??tico. Cada estudiante debe aprender la importancia de equilibrar los poderes del estado con los derechos individuales, la separaciA?n de poderes, la independencia judicial y la libertad de prensa, y los peligros del nacionalismo extremo, la politizaciA?n de la religiA?n y la veneraciA?n del estado o de cualquier lAi??der.

Antes de que se realicen lo anteriormente expuesto, el gobierno turco debe detener la represiA?n de su pueblo y reparar los derechos de las personas perjudicadas por Erdogan sin un juicio justo.

Probablemente no viva para ver a TurquAi??a convertirse en una democracia ejemplar, pero rezo para que la caAi??da hacia un rAi??gimen autoritario pueda ser detenida antes de que sea demasiado tarde.

0 Comments
Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

HIZMET